Era un partido clave para asegurar el factor pista en los play off y el equipo había trabajado mucho para ello durante la Navidad. Pero el partido comenzaba con un acontecimiento inesperado, raro e inusual. En la primera jugada de ataque del CB Almería los árbitros dan por válida una canasta una vez que el operador de 24″ había pitado la finalización de la posesión, como se aprecia claramente en el vídeo del partido, y Diego Revueltas reclama airadamente la atención del árbitro que dio la canasta, el cual señala técnica al entrenador.
A continuación Revueltas se acerca a la mesa y sigue reclamando que el operador de 24″ informe al árbitro que había pitado antes del tiro, pero no quieren hablar del tema y cuando parecía que iba a continuar el partido, el árbitro señala la segunda falta técnica a nuestro entrenador con lo que debe abandonar el partido en el primer minuto de juego.
Diego Revueltas;”reclamé al operador de 24″ que informase al árbitro que había pitado mucho antes de la canasta, pero me ignoraron ….y después de que el árbitro me dijese que hablase solo con él, le dije que me había pitado una técnica sin ningún aviso y que había hipotecado el partido…y es cuando me pitó la segunda”.
Inaudita la actitud del árbitro, que no se percató que Diego tendría que abandonar el partido y que no informase nada en el acta, claro que iba a informar, ¿qué ha sido una descalificación caprichosa? ¿Qué ha ido a por el entrenador?

Pero el equipo se conjuraba y realizaba una gran primera parte que nos llevaba 15 puntos arriba al descanso.
En la segunda parte se aumentaba la diferencia hasta los 19 puntos y todo parecía hecho, pero no iba a ser así, ya que la continua lucha de los rojillos y la falta de tranquilidad de los viatoreños, que echaban de menos a su entrenador, hacían que la diferencia bajase a los 4 puntos. En ese momento apareció David con un triple decisivo y Javi Jimenez daba la serenidad necesaria desde el banquillo para llevarnos la Victoria.
El próximo partido será en Roquetas de Mar.